Disculpen. ¿Alguien está esperando el treinta y ocho?

Millones de personas cogemos cada día los transportes públicos para desplazarnos.
Los metros y cercanías, pueden ser más o menos difíciles de coger para una persona ciega, dependiendo de la ubicación de la parada, cómo encontrar el andén, o de si éste cambia o no a capricho de los prestadores del servicio. Pero qué me decís de nuestro amigo el autobús? Un coche grande, que pasa por una parada, a la hora que le sale de los neumáticos, que se retrasa o adelanta en función del tráfico, y que si estamos sentaditos, solos en una parada, pasa de largo, y tú, desde fuera, escuchas de repente un : zuuuum! y entonces te levantas, cual muñeco de resorte diciendo: ¡pare, pare, pare! Pero no, el señor autobús ya ha pasado de largo; y tú te quedas con cara de gilipollas mientras piensas: la madre que me parió, espero que ése no fuera el mío. Y entonces, decides quedarte de pie, a ver si para el próximo hay más suerte.
Cinco minutos después, se acerca otro señor autobús, y esta vez, ¡alabado sea dios! el autobús se para. Tú le dices a tu perro guía: ¡Busca puerta! Y cuando el animalito comienza a buscarla (de todos es sabido que nunca los autobuses paran con la puerta delantera frente a los asientos de la parada), el autobús, sin tan siquiera haberlas abierto, arranca con una sacudida, y por segunda vez en el día, escuchas otro: ¡zuuuuum! que te deja a orillita de la carretera, con cara de mosqueo, y con una mano alzada no se sabe muy bien si para ver si el conductor la ve y se para, o para taparte la cara y decir: A la mierda, y ya van dos. Y miras la hora, y piensas: 10 minutos tarde, y con el madrugón que me pegué para intentar llegar tempranito hoy a la oficina!

Pero no os preocupéis, amiguitos. En vista de éste problemilla, la ONCE de la comunidad de Madrid, no se en otras ciudades, ha puesto a disposición de sus afiliados un ingenioso artilugio de alta tecnología. Se trata de una libretita de espirales, que tiene, de izquierda a derecha, tres bloques de tarjetitas, cada bloque, con números del 1 al 0, y por detrás, un cartelón, del tamaño de la susodicha libretita en el que se lee: ¡TAXI! Así que ahora, en lugar de rezar para que el autobús te vea con intención de querer cogerlo y se pare, podemos pasar las tarjetitas de nuestra tecnolibreta, construir el número de nuestro autobús, y alzar la manita durante los 14 minutos que tarda el autobús desde que llegas hasta que se digna a pasar. Así que nada, allí estás tú, con tu perro guía a un lado, y con la mano derecha levantada (¡viva España!) y con una libretita apuntando hacia la carretera en la que se lee: treinta y ocho! Y yo no se vosotros, pero a mi, tirarme un rato con la mano levantada y una libretita, me hace pensar, no se porqué, en las personas que van pidiendo por la calle con el cartelito, y encima, si ya de por sí, con el perro no pasamos desapercibidos, y con el bastón tampoco, ahora amplía tu indumentaria con la libretita, y os aseguro que todo el que pase se fijará en vosotros. A algunos les dará igual, pero a mi, personalmente, no me gusta ser contemplado como un espécimen curioso por los transeúntes.

Y es que en éste país, por mucho que nos guste invertir en I+D, no entendemos que a veces, el sistema más sencillo de implementar es el más efectivo. ¿Qué tal un altavoz en el exterior de los autobuses que anuncie de qué autobús se trata cuando llegue a la parada?

Recuerdo hace años, cuando se empezó a implantar en Málaga el sistema de semáforos sonoros con un mando. Esto, para quienes no lo sepan, es un sistema muy interesante de sonorización de semáforos a petición. Es decir, no se trata del típico semáforo de pajaritos que suena todo el día, y que el vecino del bloque de enfrente denuncia para que lo quiten por que le desconcentra al niño que no puede estudiar (esto pasó en el semáforo de mi calle), sino que es un semáforo que nunca suena, excepto cuando llegas tú, sacas tu mandito, y pulsas un botón. Es entonces cuando te avisa de si está verde o en rojo, te avisa cuando cambia de estado, y una vez cumplida su función, se calla hasta que el próximo usuario haga la misma operación. Pues bien. Ese mandito tenía dos botones. Yo, curioso como siempre pregunté al señor que me lo vendió en la ONCE: Oye, y este otro botón para qué sirve? Y me dijo que en un futuro, se pensaba incluir en las paradas de autobús un sistema para que cuando tú le dieras al botón, te dijera el autobús que iba a llegar. Creo que en algunas ciudades españolas se ha estado probando el sistema, pero ni en Madrid ni en Málaga yo he visto algo parecido. Si alguno de vosotros tiene más información, agradeceré el comentario jeje. Pero aunque el sistema prometía, el otro día, le pregunté a mi TR (técnico de rehabilitación, personas que se encargan de ayudarnos a aprender nuevos caminos, enseñarnos rutas, pedir los semáforos sonoros y demás), me dijo que los semáforos con mando habían dejado de ponerse en Madrid, que ahora, volvían a ponerse los de pajaritos. Sí señor, avanzando para atrás, como los canrejos, así me gusta. Pero de las excelencias de tráfico y los semáforos, ya os hablaré en otro post, que me voy por las ramas.

En Madrid, con la instalación de una red de geolocalización de la flota de autobuses por GPS, pusieron un sistema para que las personas pudieran recibir el tiempo de espera de su autobús mediante el envío y posterior recepción de un SMS en su móvil, sms que conlleva que tú te gastes, cada vez que quieras mirar qué le falta a tu autobús para llegar, como mínimo, 15 céntimos. Creo que en Valencia había un sistema parecido, pero que se utilizaba con la tarjeta magnética del bonobús. He intentado buscar información, pero tampoco encontré nada al respecto.

Cuando empecé a vivir en el barrio en el que estoy ahora, también empecé a tener que coger el autobús para ir al trabajo. Entonces fue cuando busqué información, y vi que mandando un SMS, podría ver el tiempo que tardaría mi autobús en llegar. Así que nada, allí estoy yo contentísimo de la tecnología punta, de mi móvil y de mi lector de pantallas que me permite interactuar con él. Mando el mensajito, me llega el mensaje informativo de que mi mensaje ha sido entregado, y cuando ya me había montado en el autobús gracias a que el conductor paró y pude preguntarle: ¡¡¡¿qué autobús eees?!!!, me llega el mensajito al móvil: EMT informa. El próximo autobús se encuentra a 1450 metros. Tiempo estimado de llegada, 7 minutos. El próximo llegará en 8 minutos. ¿Ahora? ¿Para eso me he gastado yo 15 céntimos? (sonrisa). Así que el sistema en la teoría genial, aún pagando, pero en la práctica, el 60% de las veces, desde que mando la petición hasta que me contesta, suele tardar entre 3 y 7 minutos, por lo que entenderéis, que normalmente vale más bien de poco.
A continuación, decido entrar a la Web, me meto en la sección de tiempos de espera, y veo que también se puede mirar desde ahí. El problema, es que cuando quiero trasladar el descubrimiento al móvil, la Web no funciona desde mi nokia. Mi gozo en un pozo, como se suele decir.
Sin embargo, anteayer, me dio por entrar con el móvil, por aquello de volver a probar, y cual fue mi sorpresa cuando vi que funcionaba.

Hay que reconocer que por lo menos, dentro de los autobuses la cosa pinta mejor. Cada vez que nos acercamos a una parada, mediante una síntesis de voz (Jorge de Loquendo, para quienes conozcáis a éste personajillo), anuncia la siguiente parada.
También parece que han pensado un poco en nosotros con los nuevos postes que están colocando poquito a poco en las marquesinas para informar de los tiempos de espera. Se trata de un poste con una pantalla, en la que se indica el tiempo de espera de los autobuses que pasan por allí, y con un botoncito para que una persona ciega o con baja visión, pueda pulsarlo, y la misma voz de Jorge, en un altavoz situado en el poste, le va soltando la retahíla de información: “Autobús de la línea 38, dirección Manuel Becerra, 5 minutos. autobús de la línea 113, dirección Plaza de ciudad Lineal, 7 minutos…” Y así, hasta que acaba un ciclo de líneas. Muy efectivo, la verdad, si no fuera por dos cuestiones:

  1. El poste está a un par de metros de la parada, así que si no te conoces esa parada en cuestión, olvídate de encontrarlo. Y de conocértela, como es mi caso, tampoco lo encuentro, pues está en mitad de la calle, y si le digo al perro Busca poste, tampoco me hace caso. Ella dice que está para esquivarme los obstáculos, no para estamparme contra los postes.
  2. A los programadores del sistema, se les ha olvidado, o quizá lo han hecho para no agobiar al personal, de cuando un autobús está llegando, informar de qué línea de autobús se está acercando. Así que, o estás constantemente dándole al botoncito, de pie al lado del poste cual pasmarote, o calculas a ojo según lo que te haya dicho la primera vez. Porque claro, tampoco puedes darle al botón, esperar a que diga tu línea y darle otra vez para pararlo. ¡No! ¡No hagas eso, o el poste parlante dirá dos veces el ciclo de líneas, que suele durar unos 20 segundos cada uno! Y si lo haces, ya estás ahí agobiado, mirando hacia todos lados, imaginando como el vejete del asiento te mira con mala cara en plan: que pesado el niñito con el juguetito ese que no deja de hablar.

Así que después de este rollo que os he soltado, y en vista de que creo que la solución del móvil y las Webs es el menos malo de todos, voy a pasar a explicar, para los autobuses de Madrid y de Barcelona, cómo podemos ver desde la Web y desde el móvil el tiempo de espera de nuestro autobús, que nos servirá, al menos, para estar atentos y no dejarle pasar de largo cuando aparezca.
Esto es genérico para todos los móviles con navegación Web y con un lector de pantallas. Creo que para los orgullosos propietarios de un Iphone (la envidia es muy mala, señores), hay una aplicación que ya incluye esta funcionalidad, pero como yo tengo Symbian y el lector de pantallas TALKS, os voy a contar cómo lo hago para obtener tan preciada información.

Autobuses de Madrid

  1. Lo primero que debemos hacer, es entrar desde el móvil a la Web de transportes de la Comunidad de Madrid: http://www.emtmadrid.es.
  2. Aquí, buscamos un encabezado de nivel 3, que reza: Tiempo de espera. Con talks, podemos ir saltando entre encabezados con el número 4.
  3. Bajamos hasta un cuadro combinado con las líneas, lo activamos, y seleccionamos la línea que queramos consultar.
  4. Aceptamos la opción elegida, y bajamos hasta encontrar el botón de Aceptar.
  5. La página se recargará, y ahora ya podremos elegir la parada a consultar. Si en este momento guardamos la página en favoritos, podremos reabrirla desde allí, y nos podremos saltar el paso de elegir la línea.
  6. Aquí, volvemos a buscar un encabezado: “Tiempo que falta para que venga mi autobús”, y bajo él, veremos que tenemos las paradas de ambos sentidos. Elegimos el cuadro y la parada que nos interese (aparece el número de la parada y el lugar en el que se encuentra, y tras esto, pulsamos Aceptar.
  7. Cuando la página se recargue, volvemos a pulsar el atajo de teclado para llegar al primer encabezado (Tiempo que falta para que venga mi autobús), pulsamos el atajo de teclado para ir al botón de Aceptar (en talks es el número 5), y bajo el botón, nos aparecerá el tiempo de espera: “EMT Informa: Autobús en entorno de parada. El siguiente llegara en 10 minutos.”.
  8. Si queremos actualizar el asunto, subimos con las flechas hasta el botón de aceptar, y lo volvemos a pulsar (ya aparecen seleccionadas de antes la línea y la parada). Tras la recarga, volvemos a ir al encabezado y luego al botón, y volveremos a tener la información actualizada en pantalla.

Autobuses de Barcelona

En Barcelona, lo tenemos aún más sencillo.
Con sólo entrar a la Web:
http://www.tmb.cat/ibus.html, escribir el número de la línea y de la parada y pulsando en Aceptar, nos aparecerá una página con dicha información. Pero lo mejor, es que una vez estemos en esa página, además de tener un botoncito para actualizar la información, podemos guardar la página en favoritos, y abrirla directamente sin necesidad de estar consultando cuadros combinados de paradas ni nada parecido. Y para más comodidad, la página no tiene ninguna información superflua, sólo la línea seleccionada y la parada (incluso si queremos todas las paradas de una línea, podemos dejar el cuadro de parada en blanco), y los tiempos de espera para la selección. Ni imágenes, ni enlaces, ni nada de nada.

Si alguno de vosotros conoce otras webs accesibles desde móvil, poned el comentario y lo añado a este post.

Algún día, quizá me de por programar alguna aplicacioncita para el móvil, en la que puedas consultar el tiempo de espera en tiempo real, sin necesidad de ir actualizando manualmente las páginas, con avisadores para cuando llegue nuestro autobús y demás. Si alguien sabe de esto y quiere desarrollarla también vale eh? jeje.

¡Y si habéis llegado hasta el final de éste mamotreto, de verdad, tenéis una paciencia de santos!

Espero que os haya servido el post.

Y ahora, a cenar, que ya toca!

Actualización, 25/08/2010

Gracias a mi compañero Eugenio (@ugito) de la empresa en la que trabajo, me enteré el otro día de un par de cositas más que interesantes sobre aplicaciones de la EMT de Madrid.
Desde la siguiente dirección: http://www.emtmadrid.es/Home/Multimedia/El-autobus-en-tu-mano.aspx, se pueden descargar un par de aplicaciones para móviles que admitan java.

La primera, permite conocer los tiempos de espera de los autobuses, introduciendo el número de línea y la parada (opcional). El problema es que al menos con la versión 4 de talks y mi N85, el programilla no es muy accesible, pero se puede utilizar. El truco está en que, cuando nos presente la información, si Talks sólo lee la última línea, al pulsar tecla “Talks” + tecla de selección central con pulsación larga, el Talks nos mostrará todos los objetos existentes en pantalla. Moviéndonos con las flechas, podremos ver la información que a priori no se nos muestra. Es un tanto farragoso, pero al menos se puede leer.

La segunda, es más que curiosa. Mediante bluetoot, nos permite conectarnos con los postes que hay colocados en algunas marquesinas (de los que os hablaba más arriba que tienen un botón para pronunciar en voz alta los tiempos de llegada), y permite que lancemos desde el móvil la locución por el altavoz del poste, o que se nos presente directamente en la pantalla de nuestro dispositivo. A priori, esta aplicación me parece bastante útil, pues por un lado, no necesitamos gastar conexión de datos móvil para consultar a los servidores de la EMT, pues de eso ya se encarga el panel informativo al que nos conectamos, y por otro, si estamos cerca de la parada y no sabemos muy bien dónde está, siempre podemos buscar el panel con el bluetoot, hacer que diga los tiempos por el altavoz de dicho panel, y guiarnos por el sonido para encontrar la marquesina XDD.
Esta aplicación no he podido probarla, pero cuando lo haga publicaré aquí mis impresiones.

La aplicación que sí he podido probar, y que ya comentaba Enrique Varela en éste post, es la disponible para el IPhone (sí, ya tengo un Iphone 4!). A pesar de que dicha aplicación tiene algunos problemas de accesibilidad, la verdad es que es muy útil, pues además de decirte itinerarios de líneas y tiempos de espera, te geolocaliza y te indica qué paradas de autobuses tienes cerca. Tengo que hablar con la EMT y explicarles el tema de la accesibilidad de sus aplicaciones. Por lo que he tratado con ellos y por lo que me contaba Eugenio, tengo la sensación de que están bastante abiertos a sugerencias y críticas constructivas, así que ya os iré contando si obtengo respuesta.

Be Sociable, Share!
Esta entrada fue publicada en Reivindicaciones, utilidades, webs y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

27 respuestas a Disculpen. ¿Alguien está esperando el treinta y ocho?

  1. Post interesantísimo, reibindicativo y de los que vale la pena leer. Yo no obstante amigo Kastwey, te diré que no puedo informarte demasiado de la accesibilidad en Valencia porque me separan 90km. De todos modos miraré y si algo puedo conseguir en cuanto a info, serás sabedor de ello para que todos lo podamos compartir en este blog, que vá cobrando interés. Como siempre, un abrazo y a seguir adelante.

  2. Sol dijo:

    Pues en Santander pusieron la megafonía en los autobuses no hace mucho, un par de años, y el segundo botón de los mandos de los semáforos sigue sin utilidad, así que también aquí tenemos que seguir haciendo el tonto en las paradas de los autobuses, prestos a ciudadanos que respondan a nuestras preguntas, o conductores de autobús que no lleven mucha prisa.

    Es así, pero mientras existen soluciones ya para algunos problemas, se siguen ysin adoptar, porque las personas con diversidad funcional somos todavía ciudadanos de segunda, de tercera o de cuarta, y encima tenemos que alegrarnos cuando se les ocurre hacer cualquier chorrada, ¡porque anda que no venden lo poco que hacen!

  3. Joan dijo:

    buen post, sí señor. A parte, debo decir que en los pueblos, o al menos en el mío, la cosa es peor. Sí, vale, tenemos un minibus que da la vuelta a todo el pueblo. Pero entre que te alteran las paradas cada x tiempo si están haciendo obras o por cualquier chorrada, que durante x horas el bus pasa con menos frecuencia (imagino que es porque el conductor tiene que comer), y que si le dices al conductor que te avise al llegar a una parada no se conoce ni el nombre de las calles la cosa es de traca. Naturalmente, no hay ninguna megafonía ni nada que me sirva de indicativo, con lo que al susodicho minibus le tengo terror!
    Salud.

  4. oscar gorri dijo:

    En barcelona, se esta implantando un sistema de avisos de paso de autobuses por parada utilizando el mando del semáforo. El problema es que han utilizado el mismo botón que el semáforo, por lo que por ejemplo en Plaza Catalunya se producen ciertos conciertos para semáforo y parada que son geniales.
    El mismo botón del mando, también sirve para descubrir las expendedoras de billetes de metro que están preparadas para hablar en el proceso de compra de billetes.
    En los tranvías, el propio vehículo informa al abrir la puerta del destino y línea a la que pertenece. En la futurista línea 9 del metro de Barcelona un sistema de megafonía informa del destino del tren que está entrando en andén. Esta línea, cuando esté terminada tendrá cuatro terminales y un tronco común.

  5. Pingback: Disculpen. ¿Alguien está esperando el treinta y ocho?

  6. Interesantísimo post. En Almería los tiempos de espera también se pueden consultar desde web y a través de sms, pero es poco accesible con revisores de pantalla, así que, mi gozo en un pozo también. En cuanto a la megafonía, en el interior de estos maravillosos cacharros arcaicos no existe, pero bueno, entre que una se orienta y que el Kapten suele portarse bien para estas cosas concretamente lobro generalmente mi objetivo sin muchas complicaciones; además, siempre hay un amable vecino que te tiene más que controlada y te dice: “la próxima es la tuya, niña!” Creo que un día tendré que escribir sobre los “amables” vecinos con quienes comparto el autobús, que tengo yo ganas de expresar alguna que otra cosilla. He hecho ciertas recomendaciones a la web de Surbus -empresa prestadora del servicio- y me respondieron amablemente que lo tendrían en cuenta, pero a día de hoy todo se ha quedado en buenas intenciones. Yo particularmente, recurro a parar a todo autobús que pase por delante de mi cara y a no sentarme, aunque lo de no sentarme está tirao de fácil porque en Almería sólo una de cada diez o quince paradas tiene marquesina, así que todo son postes.
    En definitiva, un post maravilloso, con el que todos nos sentimos plenamente identificados y que nos recuerda que tenemos que seguir peleando para que las cosas cambien.
    ¡Un saludo!

  7. Sï que tienes que tener envidia sana de los que tenemos iPhone al menos en Madrid, porque la utilidad de la EMT, empresa mubnicipal de transportes, te informa muy puntualmente de todas las llegadas de autobuses a las paradas. De una parte, y gracias a la geolocalización, te dice qué parada tienes cerca y su número, con lo que no has de aprendértelo.
    De otra parte, puedes guardar paradas favoritas. Yo antes de salir de casa consulto y si faltan menos de 2 min para mi autobús, me tomo el café con tranquilidad que ya iré al siguiente.
    Esto también sirve para preguntar menos, aunque en paradas muy concurridas, donde hay varias líneas, si los tiempos son muy próximos, es mejor parar el bus y preguntar al conductor.
    Para mí, esta aplicación casi se merece por sí sola la compra del iPhone, aunque hay otras accesibles como el Arroundme que te cuenta puntos de interés a tu alrededor, que son también magníficas.
    Existe una que da los horarios de cercanías de toda España, or ejemplo, y además tenemos la de Metro de Madrid y una genérica del metro.
    En fin: A pesar de las instituciones 0.2 y de las libretas y de aquellos capaces de preguntarse cómo se cáe alguien al metro si hay una cosa amarilla que la ONCE pone para los cieguecitos, la tecnología va avanzando y nos presta nuevas ayudas en nuestras diarias y a veces azarosas vidas.

  8. coso dijo:

    Para mi se están pasando a soluciones de “sobreingeniería” cuando hay formas más simples.

    Si en la parada hay un cartel con los números de los autobuses, simplemente sería poner un botón que ilumine el número que quieres que pare. Como la botonera de los ascensores.
    No hay que sacar la mano ni pedir que pare cada autobús para que anuncie por un altavoz su número.

    IMHO.

  9. Jesus dijo:

    El asunto de tener la mano levantada y poner lo de “Viva España” es una pequeña incongruencia, en tiempos de Franco se decía “Arriba España”, el término “Viva España” ha sido utilizado siempre y nunca llevaba asociado un levantamiento de la mano derecha.

    Por lo demás, te deseo mucho ánimo en el tema este… Llevo mucho tiempo fuera de España y no me he fijado en los avances que se han producido en este asunto. Pero como has mencionado lo de el sistema de Valencia, te puedo comentar yo que he estado viviendo en Alicante que, por lo menos en Alicante, el sistema es como el que mencionas tú, pero (por lo menos cuando yo vivía allí) no hay posibilidad de pulsar ningún botón para que lea las paradas…

    Sin embargo en EEUU, al menos en la ciudad donde vivo, los autobuses cuando paran en la parada siempre dicen <> de forma automática pero no tienes la opción de saber cuánto falta para que llegue tu bus…

    Me temo que la sociedad no avanza tan rápido como debería en este tipo de aspectos… Como puede ser la interacción con personas con discapacidad… Espero que esto cambie pronto..

  10. Devotee dijo:

    Tu artículo me ha parecido muy interesante e instructivo. La verdad es que los que no tenemos las dificultades que tienen otras personas no caemos en la cuenta de lo complicado que puede llegar a ser el hacer cosas cotidianas, rutinarias y que nos parecen triviales.

    En Valencia tienes la propia web de la EMT, adaptaba para móviles, y que tiene bastante información y multitud de servicios: http://movil.emtvalencia.es

    De todas formas, para saber el tiempo que va a tardar un autobús en llegar a una parada concreta, suelo utilizar la web http://www.csnet.mobi , es muy sencilla y, al ser todo texto, carga enseguida y no tiene problemas de usabilidad/accesibilidad.

    Lo único malo de esa web es que sólo sirve para saber las próximas llegadas a una parada y la web móvil de la EMT permite muchas más cosas: consultar paradas próximas, calcular rutas de un punto de la ciudad a otro (incluyendo trayectos a pie y trayectos en autobús), consultar el saldo de la tarjeta de viajes, etc.

  11. alicia dijo:

    si señor…españa necesita más gente como tu y mas bocas que se abran para pedir cosas realmente importantes.

  12. Fran dijo:

    Hola!

    Buen post.. la verdad es que muchas veces no se piensa en la gente discapacitada para ofrecer servicios que son básicos en las actuales ciudades… y por desgracia esa gente se ve perjudicada en su vida diaría.

    Hace tiempo que ya pensaba en ese problema y le vengo dando vueltas a una idea que tengo en la cabeza: ¿Y si en la parada puedes darle a un botón para que pare el autobús? Es decir, que con un menú tu dices que autobús quiere que pare y eso le llega al conductor, con lo que sabrá que tiene que parar. Obviamente ese menú podría ser auditivo también.

    Un saludo!

  13. Pingback: La odisea de esperar el autobús | Accesibilidad Web

  14. Hasta los... dijo:

    Realmente lamentable.No piensan en los discapacitados ni por apuesta..En muchos edificios publicos de Gijon aun hay barreras arquitectonicas.Y los accesos para minusvalidos,cerrados con llave.Y tiene que ir alguien a solicitar que los abran si alguien los necesita.Amos a ver,que se trata de poner impedimentos?Menos mal que habitualmente la gente es de lo mas amable,y cualquiera estaria encantado de avisar cuando te llega el bus que esperas…Y lo que haga falta!!!Total,si casi cada dia toca hacer de guia turistico,indicar trayectos de bus,ayudar a encontrar algo en una tienda….Sera que tengo cara de buena persona? XD

  15. Fernando dijo:

    En Tenerife han implantado recientemente el mando a distancia para los semáforos y tengo que decir que no me gusta. Yo prefiero que los semaforos canten solos con los como en Sevilla, Madrid o Granada. ¿Por qué tengo que ir por la calle con un mando? Si a alguien le molesta el canto de un pajarito creo que el problema lo tiene él. Además hay mucha gente que no ve bien la luz de los semáforos y no están afiliados a la ONCE, como la gente mayor y, otras veces simplemente nadie ve la luz, porque el sol nos ciega o lo que sea, con lo que los pajaritos sirven de apoyo. Me parece mucho más cómodo y me hace sentir mas integrado si quitan el dichoso mando a distancia.

    He descubierto el blog y pienso seguirte, enhorabuena.

    • Raúl dijo:

      Fernando, el problema de los semáforos de pajarito, al menos en Madrid, es que a partir de la hora x de la noche todos enmudecen, no se vaya a despertar el niño. Por eso preferiré siempre los semáforos del mando, aunque en madrid haya 4 casi contados.

      En cuanto a los autobuses, solo falta una cosa más por agregar. Cierto es que han puesto la megafonía con loquendo que anuncia las paradas, ahora bien…, y si al conductor no le apetece ponerla? sí sí, que hay algunos que no la ponen, vaya usted a saber por qué. Y si la ponen, al volumen mínimo, no tenían los ciegos el oído más desarrollado? ni que fuéramos dare devil.

      En fin, encuentro con un mes de retraso este blog, y ha sido una grata sorpresa, al RSS me uno. xD, la siguiente de las gracias de las máquinas de renfe y su fácil uso, xDD.

      Un saludo.

  16. kastwey dijo:

    ¡Hola!
    Primero que nada, agradecer a todos y cada uno de vosotros que habéis dejado comentarios y habéis leído éste mamotreto de post.
    Me sorprendió que la noticia llegase ayer a portada de Meneame, lo que ha generado, siempre según el contador que puse en el blog y al que no le doy mucha fiabilidad, 3400 visitas a éste post.
    En Meneame, ha habido comentarios de todo tipo, desde gente a la que le había gustado el artículo y estaba de acuerdo con el planteamiento, a gente que ha dado ideas que a mi parecer son más que interesantes, y a gente que, aunque el artículo no le había parecido mal, me decía que podía preguntarle a los conductores, que les podía pedir que parasen, y que pedir no es nada por lo que avergonzarse.
    Respeto que la gente pueda decir esas cosas, pero lo que ellos no entienden es que yo, como persona ciega, quiero ser autosuficiente, independiente al máximo, ser capaz de utilizar los servicios que se me brindan de la manera en que lo usan el resto de ciudadanos. No me avergüenza pedir, pero no es la solución. Pedir es el recurso que utilizamos cuando el servicio que vamos a usar, por la razón que sea, no es accesible para nosotros.
    Yo pediré ayuda para cruzar, pero sólo cuando el semáforo por el que cruce no tenga señal acústica. Pediré ayuda para subir al autobús, si dicho autobús no ha anunciado su llegada y su número. Pediré ayuda para sacar un billete de cercanías, si las máquinas de cercanías no están adaptadas para ser usadas por una persona ciega. Pero, ¿Y si todo esto estuviese adaptado? Entonces, podré pedir ayuda, a lo mejor, si no sé utilizar un servicio, como puede pedir ayuda cualquier otra persona que no sepa hacer funcionar cualquier cosa; pero no pediré ayuda por la imposibilidad de acceder a ellos.
    Hay quienes me decían que pese a todos los problemas planteados en el post, tengo suerte de vivir en España, y tengo que darles la razón. Y por vivir en éste país, en el que tenemos a nuestra disposición los medios para protestar, criticar constructivamente y ayudar a mejorar lo que nos rodea, me siento con derecho a reivindicar la accesibilidad de los servicios que utilizo, como ciudadano de pleno derecho.

    Y no me enrollo más, que ya tenéis que estar cansados de leerme 😉

    De nuevo, muchas gracias a todos por vuestra visita y vuestros comentarios. ¡Me ha encantado ver que tanta gente se interesaba por el post!

  17. hombrehorizontal dijo:

    En Zaragoza actualmente ya hay autobuses con megafonía exterior para anunciar la línea, el problema es que por el propio ruido del motor, del tráfico, la gente y la escasa capacidad de dicción de las voces sintéticas, no se entiende ni papa (al menos yo, que puede que esté un poco sordo por culpa del rock). Quizás se trate simplemente de un problema de localización del altavoz, que si en vez de estar donde está ahora, en la esquina del autobús, junto a la puerta y bajo la luna delantera del vehículo (no sé si me explico) estuviese inmediatamente sobre la puerta y orientado hacia los pasajeros, se oiría mejor.

    Y por el amor de DioX, que contraten a un locutor para grabar las voces de las paradas como está mandado, que tampoco son tantas y en condiciones de ruido considerable como suelen ser tanto las de una parada como las del interior de un autobús, puede ser la diferencia entre una infraestructura inútil y una inversión en servicios públicos bien realizada.

    • oscar gorri dijo:

      el motivo de usar voces sintéticas, es muy sencillo: No es preciso volver a grabar una parada si por cualquier motivo, unas obras, un cambio de recorrido de la línea, hay que modificarla.
      Con el sistema de mensajes pregrabados limitas el poder de acción de la compañía, ya que el autobús solo podría llevar una línea grabada, y no se podrá utilizar en otra si es necesario.
      Con la voz sintética, al mismo tiempo que cambias el recorrido del autobús en el cartel cambias los avisos. Ya hubo una experiencia de avisos pregrabados en Barcelona, y el sistema de avisos de parada era intermitente porque se pueden modificar por muchos motivos.
      Sobre la posición del altavoz, la posición correcta es encima de la puerta de acceso al autobús, porque cumple dos funciones: 1. se dirige a donde está el público que va a subir. 2. informa a una persona ciega de donde está la puerta. Si en Zaragoza el altavoz está como dices en el parabrisas, es un grave error de diseño que debería modificarse.

  18. Silmovi dijo:

    Hola!
    En Las Palmas no nos queda otra que confiar en que el conductor no pase de largo de la parada, y una vez dentro o: 1. Estamos pendientes del recorrido que va haciendo la guagua para que no se nos pase la parada que nos interesa (lo cual solo podemos hacer si conocemos el recorrido) o 2. Decirle al chófer que nos avise esperando que no se olvide o simplemente que quiera hacerlo, que de todo hay.
    En fin, que en Las Palmas de megafonía solo tenemos los semáforos, y ni siquiera la mitad están adaptados.
    Aquí sí que queda mucho camino por recorrer.
    Un saludo.

  19. JorgeKamus dijo:

    Por mi parte puedes tocar el botoncito todas las veces que necesites. No te agobies por lo que puedan pensar los demás. Hay gente que hace cosas peores y más molestas sin sentido alguno y pudiendo evitarlas.
    Y si necesitáis que os echen una mano, pedidla. Intento ayudar cuando os veo muy despistados pero algunas veces no sé si os puede llegar a molestar que os estén agobiando mucho.

  20. Rosa Chacón dijo:

    Hola: por aquí por Cordobita la llana también estamos igual. Los buses no hablan y las paradas tampoco, y los mandos de los semáforos hace años que pasaron a mejor vida.
    Toca preguntar si es que hay alguien en la parada, o toca rezar para que el bus te vea y pare y poder preguntar allí mismo.
    La empresa de autobuses local también tiene un servicio sms que te avisa cuando va a llegar tu autobus pasando por caja claro, y tiene una versión en flas muy chula para que veas tu mismo por donde van los autobuses desde casa.
    Ya sabes lo que opino del flash.
    Bueno, enhorauena por el blog.

  21. niñoooo dijo:

    !buenas crack! soy antonio de málaga,seguro que por antonio no caes,pero por el apodo (el niño) supongo que sabrás quien soy,más que na porque nos conocemos.muy buena la exposición de lo del 38, conocí el blog de rebote y te seguiré. aquí por málaga como ya sabes seguimos sin voz que nos indique cual es la siguiente parada,por lo que hay que ir calculando el tiempo por el mvl, atento a las curvas,o esperanzados a que al conductor no se le olvide avisarte,como tú dices….si adaptan los medios,no tenemos que pedir ayuda.y en cuanto a los semáforos para el que no sea de málaga por aquí son los que se activan por el mando, la gente se quejaba de que sonase cada vez que cambiase el semáforo, a mi personalmente me parece bien que haya que activarse con el mando, lo que no me parece bien es que cueste el mando veinte pavos jajaja,es un bien necesario,no de lujo. un saludo y sigue así.

  22. Marisa dijo:

    Aquí en Santander han puesto hace muy poco tiempo el sistema de aviso de la llegada de un autobús a través de la activación del mando que sirve también para los semáforos. Cuando el autobús se encuentra delante tuyo, te dice el destino de ese autobús, pero no el número del mismo. Amí particularmente, no me sirve de mucho, ya que no me aprendo el destino sino el número y que pare donde yo quiero llegar. Aparte si hay muucho ruido en la calle, la voz sintética no se oye nada y el botón del mando es el mismo que el de activar el semáforo, por lo que si hay un semáforo al lado de la parada, se activa todo al tiempo. Todo esto lo comprobé hace un mes aproximadamente, ya que salió en nota circular de la ONCE y me pidieron el favor de investigar qué pasaba.

  23. Raúl dijo:

    Por cierto, la apli de los paneles de tiempo es perfectamente accesible, al menos los menús, ahora tengo que probarla con un panel, que hay dos opciones que parecen lo mismo y no entinedo, obtener audio y activar voz. Amenos que activar voz sea hola, soy el panel, estoy aquí, xDD.

    Un saludo, y ya dejo de dar la murga.

  24. Raúl dijo:

    No creo que nadie lea esto 6 meses después, pero…, es cosa mía, o en Madrid hay algunos autobuses que están apareciendo con el mentado altavoz que indica el destino? Eso sí, entre tráficos, que estoy medio sordo y que lo tienen a un volumen irrisorio no deja entender nada…

    • kastwey dijo:

      Sí! Algunos 38 lo tienen, pero para escucharlo, se tienen que dar u unas condiciones especiales de poco tráfico, que el conductor lo tenga alto, y por supuesto que se pare jejeje. En un rato actualizo el post! ¡gracias por recordármelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *