Nueva versión 1.3 beta 1 del DaisyToMp3, ahora llamadoDaisyConverter

Después de un mes de intenso trabajo e investigación, piscina, playa, buena comida y mejor compañía XDD, por fin hoy puedo publicar la beta del DaisyConverter (antes llamado DaisyToMp3), un programa que convierte audiolibros en formato daisy a mp3, mp4 y m4b (audiolibros de apple para el Iphone o Ipod).

El programa mantiene la interfaz básica anterior. Tan sólo he añadido los menús para los distintos formatos. También he corregido algunos errores en la ordenación, por los que algunos mp3 no ordenaban correctamente los ficheros resultantes, así como un par de errores más que impedían convertir determinados libros con un formato algo particular.

El programa es una beta, pues doy por hecho que habrá multitud de fallos que no he sabido encontrar, ¡así que os animo a probarlo y a que me remitáis los errores y las sugerencias a kastwey@gmail.com!

Y después de este rollo, aquí tenéis el enlace para descargar la versión 1.3 beta 1 del DaisyConverter.

Y aquí, el leame que he confeccionado, por si queréis conocer un poco más el funcionamiento del programa.

¡A disfrutarlo, y a leer mucho!

DaisyConverter. Versión: 1.3. 01/09/2010.

Juan José Montiel Pérez (kastwey): kastwey@gmail.com (twitter @kastwey)

1. ¿Qué es DaisyConverter?

DaisyConverter es un programa para convertir libros en formato daisy a diversos formatos: mp3 o mp4 ordenados, aptos para poder introducirlos en un reproductor de mp3, o m4b, listo para utilizarlo como audiolibro en dispositivos como Ipod o IPhone.

2. Pre requisitos

Para ejecutar DaisyConverter, es necesario tener instalado el microsoft framework 3.5. Si no sabéis si lo tenéis instalado, podéis intentar ejecutar el programa. Si no funciona, deberéis bajar el framework de:
http://www.microsoft.com/downloads/details.aspx?displaylang=es&FamilyID=333325fd-ae52-4e35-b531-508d977d32a6

3. Instalación:

El programa no necesita instalación. Tan sólo descomprimir el zip en una carpeta en nuestro disco duro, y ejecutar el fichero DaisyConverter.exe.

4. Funcionamiento

El funcionamiento del programa es muy sencillo. Al arrancarlo, veremos dos botones: “Iniciar…” y “Salir”. Al pulsar el botón Iniciar, se nos despliega un submenú con las opciones actualmente disponibles: convertir a mp3, a mp4, o a m4b. Dentro de cada opción, aparecerán dos ítems, para elegir si el daisy se encuentra en un fichero zip comprimido, o en una carpeta, ya extraído.
Al elegir una opción, se nos abrirá un diálogo para elegir, o bien el fichero zip conteniendo el libro a descomprimir y transformar, o bien la carpeta daisy ya descomprimida, para convertir al formato elegido.
Una vez elegida la carpeta o el fichero zip, se nos abrirá otro diálogo para elegir la carpeta de destino, en la que se copiará el libro en el formato seleccionado. Si el formato es mp3 o mp4, los ficheros aparecerán en orden de aparición en el libro, con un número correlativo que empezará en 1 (se anteponen ceros por delante para que todos los capítulos tengan siempre el mismo número de dígitos y así se mantengan siempre ordenados), seguido de un punto y del nombre del capítulo, si en el daisy se proporcionase . Al aceptar, comenzará la conversión. Mediante una barra de progreso y un cuadro de edición, se irá mostrando el progreso de la copia.
Una vez finalice, en caso en el que el formato elegido tenga como salida varios ficheros, se nos preguntará si queremos crear una lista de reproducción m3u conteniendo dichos ficheros, y tras esto, se nos preguntará si queremos crear un fichero “info.txt” conteniendo información sobre el libro.

5. Agradecimientos

En primer lugar, a todos vosotros, que con vuestros comentarios por twitter y por mail, me habéis hecho saber que os interesaba el proyecto, y me habéis dado ganas para seguir desarrollándolo.
De una manera más particular, a Jose María Ortiz, a Ramón Corominas, a Rosa Chacón y a Vicente Llopis (va por orden alfabético XDD), , por darme multitud de sugerencias, y probar el programa cada vez que lo he requerido. ¡Gracias chicos!
A los creadores de los proyectos Mp4Box, Ffmpeg, Mp3Wrap, Tag (Automatic Tag from filename), y mpeg4ip, por dejar toda esta cantidad de software a disposición de todo el mundo de forma gratuita y desinteresada. ¡Sin ellos no podría haber hecho éste programilla!

Y un agradecimiento muy pero muy especial, a Núria (@amaterasu_n), por aguantar mis horas sentado aquí programando, por probar el programilla cuando se lo he pedido, por escucharme hablar sin desesperarse de mp3, de ordenaciones, de m4b, de capítulos, de metatags, de id3tags, del iphone… Y por soportar mis frustraciones cuando el puñetero programa no quería funcionar… Por eso y por estar siempre a mi lado, ¡gracias preciosa!

Publicado en Programas, utilidades | Etiquetado , , , , , , , , , | 10 comentarios

La magia de la geolocalización sin GPS

Cada vez más, escuchamos hablar de la geolocalización, de compartir nuestra ubicación en redes sociales, de saber (y que sepan) siempre dónde estamos, y qué y a quien tenemos cerca. Y cuando te paras a reflexionar sobre las posibilidades e implicaciones de todo esto, a mi por lo menos me entra cierta inquietud al pensar en qué cantidad de información compartimos, a priori de forma consentida, en sitios de acceso público: tweets geolocalizados, la red Foursquare… Así en principio, podríamos pensar que la gente podría usar esa información para perjudicarnos de algún modo, pero si nos ponemos en plan negativo, también es cierto que si alguien quiere fastidiarnos, no necesita de herramientas de éste tipo para hacerlo. Un ejemplo, el caso que leí hace tiempo, de un señor que cree que decir por twitter que estaba de vacaciones, fue el causante de que unos ladrones le robaran en casa. Sí, posíblemente lo tengan más fácil, pero también podrían haber obtenido esa información usando un poco de ingeniería social con los conocidos o vecinos. Además, si bien es cierto que compartimos muchas cosas en el ciberespacio de forma pública, la mayoría, sino todas las redes sociales, nos permiten marcar un nivel de privacidad de nuestra información: permitir sólo a amigos ver lo que hago, no mostrar información de mi perfil de forma pública, etc. Al final, como todo en esta vida, es utilizar las herramientas que se nos brindan de forma responsable y con conocimiento de lo que estamos haciendo con ellas.

Pero bueno, que aunque de geolocalización, este post no era para hablar de las implicaciones negativas o positivas de la tecnología, sino para contaros la forma en la que los teléfonos inteligentes de última generación hacen para geolocalizarnos, incluso cuando no hay disponible señal GPS.

Todo empezó hace mucho, mucho tiempo… Ains, es que tenía ganas de escribir esa frase… Vale, vale! Todo empezó cuando hace unos días, por fin, conseguí hacerme con un Iphone 4, un teléfono inteligente que, aparte de todo el furor de las masas por tenerlo, para mi suponía un logro nunca visto en dispositivos dirigidos a un público no específico para personas ciegas. El iphone, desde su versión 3gs, incorpora un lector de pantallas, que sin software adicional, permite a las personas ciegas o con deficiencias visuales manejar el teléfono de forma autónoma.
Una vez me hice con el juguetito, empecé a trastearlo (cosa que me encanta), y pronto descubrí una característica que me dejó bastante alucinado. ¡El teléfono era capaz de decirme, de forma más o menos precisa, dónde me encontraba, incluso en el sótano de casa! ¿Cómo puede ser esto? -me pregunté, si aquí no llega el GPS ni de broma. Imaginé que la triangulación de las antenas de telefonía móvil (celdas) tendría algo que ver, pero eso no explicaba como un Ipod touch, que no dispone de conexión móvil, también lograba los mismos resultados. Así que me puse a investigar (mi amigo Vicente ya me puso en la pista diciéndome que si quitabas la wifi no había forma de que nos geolocalizara dentro de casa), y leyendo y leyendo descubrí la respuesta, que me sorprendió por la simplicidad y efectividad del sistema.

¿Qué hace el iphone / ipod touch (e imagino que otros smartphones) cuando le pedimos nuestra ubicación y no hay señal GPS?
Si el dispositivo dispone de conectividad wifi y de una conexión a internet, escaneará las redes wifi que tenga a su alcance, y obtendrá sus identificadores únicos (MAC, un código hexadecimal que cada wifi posee y que es independiente al nombre que le pongamos nosotros a esa red). Si el dispositivo posee conectividad móvil, junto a los identificadores de las redes wifi, también obtendrá el identificador de todas las antenas de telefonía que tenga a su alcance. Una vez tenga estos identificadores, se conecta a internet, y le pregunta a una base de datos Skyhook Wireless dónde están geográficamente esos identificadores únicos, tanto de las redes wifi como de las antenas móviles que encontró. En base a esos datos, Skyhook devuelve al móvil la información sobre dónde nos encontramos.

En lenguaje humano, lo que haría y pensaría mi iphone sería más o menos lo siguiente:

  • Yo: ¡Esclavo! ¿Dónde puñetas estoy?
  • Iphone: Veamos, dame un segundo que te lo calculo… A ver… ¿Tengo señal GPS? … … … Que va, no capto ni un satélite. ¡No hay problema!
    ¿Tengo conexión a internet? Hmm. sí, estoy conectado a la red móvil de Orange.
    ¿Tengo la wifi activada? Hmmm sí. Así que voy a ver qué redes tengo a mi alrededor … … …
    ¡Ala! He encontrado 4 redes, que tienen los identificadores 1, 2, 3 y 4 (realmente un identificador de una red wify podría ser algo como: 00:fb:ad:31:d5:9e, pero para este ejemplo pongo los números para que se entienda.
    ¿Tengo a mi alcance antenas de telefonía móvil? ¡Claro que sí! Veo tres antenas a mi alrededor, con los identificadores a1, a2 y a3.
    Como tengo acceso a internet, me voy a conectar a la base de datos de Skyhook, y voy a mandarle estos identificadores.
    Señor Skyhook, está usted ahí?
  • Skyhook: Sí, dígame.
  • Iphone: Verá, quiero saber dónde estoy. Así que apunte, hágame el favor, que le voy a dar unas pistillas. Tengo cuatro wifis a mi alrededor, con los identificadores 1, 2, 3 y 4, y además, veo por aquí tres antenas de telefonía móvil, con los identificadores a1, a2, a3 y a4. Venga listillo, ¡a ver si me lo adivina!
  • Skyhook: Vale. Déjeme ver… Según mi extensísima base de datos, calculo que usted está en la calle Alcalá, más o menos entre los números 3 y 7. ¡Toma, incrédulo!
  • Iphone! ¡Vale, lo reconozco, es usted muy listo. muchas gracias! ¡Que tenga usted un buen día!
    MI amo? ¿Está usted ahí?
  • YO: ¡Lento!
  • Iphone: NO sea usted impaciente, que ya tengo su localización!

Pero, ¿Cómo sabe Skyhook Wireless dónde se encuentra un determinado identificador de una red wifi o de una antena móvil?
Pues según leemos en su página web, lo que hacen es peinar las ciudades con flotas de vehículos, equipados con sistemas para escanear las redes wifi que tengan a su alrededor, e ir asociando sus identificadores únicos a los lugares en los que han sido encontradas. Así, por ejemplo, si tenemos una red wifi en nuestra casa, y el coche de Skyhook pasa por debajo de ella, automáticamente obtendrá el identificador único de nuestra wifi, y lo asociará a la dirección por la que estaba circulando. Obviamente no lo asociará con una precisión de metros, pues nuestra red puede tener un alcance de muchos metros a la redonda, así que imagino que se limitan a marcar que esa red se recibe desde Calle Alcalá nº 3, hasta calle alcalá nº 7.
De este modo, han acabado teniendo una base de datos con millones de identificadores wifi, asociados a direcciones geográficas específicas. Cuando nuestro dispositivo le pregunta por nuestra ubicación, ellos buscan en su base de datos dónde se encuentran esos identificadores, y utilizando una fórmula que mezcla esa información con la de la ubicación de las antenas móviles (si el aparato también se las proporcionó), nos devuelve la ubicación con una precisión que según ellos, suele ser de unos 20 metros de media.

También he visto en la web, que cada cierto tiempo hacen nuevos rastreos en zonas ya rastreadas, para captar nuevas redes y corregir redes desubicadas, lo que les permite tener una base de datos actualizada y útil.

Lo que no tengo yo muy claro es de dónde saca Skyhook la ubicación geográfica exacta de las antenas móviles, quizá se la proporcionen las compañías de telefonía, aunque sospecho que la posición de las antenas no es un sistema que funcione en todos los países (quitando la wifi, mi Iphone no ha sido capaz de geolocalizarme en el interior de la oficina, y tenía cobertura gsm y 3g).

Me surgen otras dudas con este sistema, como por ejemplo: ¿Qué ocurre si cuando el rastreador de Skyhook pasó por mi calle en Madrid, obtuvo el identificador de mi wifi, pero resulta que yo mañana cojo y me llevo el router de vacaciones a Málaga? Imagino que el sistema estará preparado para este tipo de imprevistos, y si se encuentra con que un móvil le dice que está cerca de dos wifis, una dice que está en Madrid y otra en Málaga, echará mano de alguna base de datos en las que se asocie la dirección ip del móvil con la localidad, para corregir cual de las dos redes está mal ubicada, o quizá haga uso de la ubicación de las celdas móviles (si el iphone se las proporcionó en la consulta), y al ver que mi wifi pone que está en Madrid pero según el iphone la antena móvil que hay al lado de mi wifi está en Málaga, corregirá la ubicación de mi wifi, y la reubicará en la nueva dirección… Todo esto no son ma´s que conjeturas, habría que probarlo en la práctica para ver qué ocurre, aunque como no se cuando pasará un coche de esos por mi calle, tampoco tengo muchas posibilidades de ello jejejeje.

Así que más o menos, ya sabéis el secreto de la geolocalización en interiores! 😉

Es más que posible que haya errores en el artículo, y que algo que dé aquí por bueno sobre la geolocalización por wifi y celdas móviles, no sea correcto. De modo que espero vuestros comentarios para ir mejorando el artículo!

Y como decía aquella chirigota de hace tantos años, ¡Y mañana, la be!

Actualización, 28/08/2010

Leyendo más sobre el tema, me he encontrado con dos artículos interesantes, y que creo necesario incluir aquí en pro de la exactitud de este post:

Lo cual nos viene a decir, que a partir de la versión 3.2 del sistema operativo IOS, apple ha empezado a usar sus propias bases de datos de geolocalización wifi, y ha dejado de utilizar las bases de datos de skyhook. Así que en dispositivos nuevos o actualizados de apple, como el Iphone 3g/3gs/4, parece que la conversación que os puse más arriba ha sustituido a uno de sus interlocutores, y ahora los dispositivos hablan directamente con bases de datos de la empresa que les creó. Una pena, a mi modo de ver, me caía bien Skyhook y su novedosa forma de ubicarnos geográficamente con las wifis. Además, siempre he pensado que cada uno es experto en su campo, y que no podemos pretender abarcarlo todo para intentar quedarnos con la tajada más grande del pastel. Pero en fin, posiblemente apple haya visto que ya era hora de dar el paso, y que tenía una base de datos lo suficientemente fiable y completa como para utilizar sus propias fuentes.

Publicado en Curiosidades | Etiquetado , , , , , | 4 comentarios

Nueva versión 1.1 del convnersor DaisyToMp3

¡Buenos días!

Heme aquí, con un sueño terrible, y sin vacaciones. ¡El día de la victoria de España en el mundial debería declararse Fiesta Nacional! Y no porque me guste el fútbol, sino porque ya que la gente se permite la licencia de tirarse con las trompetitas y los petardos hasta las cinco de la mañana, yo también debería poder cogerme vacaciones (sonrisa).

En fin, que esto no era lo que os quería contar jeje.

He publicado la versión 1.1 del DaisyToMp3, el conversor de libros Daisy a mp3, como su original nombre indica.
Sus nuevas características son:

  1. Corregidos varios fallos con las listas de reproducción, que antes guardaban la ruta completa en la que se habían convertido los ficheros, y no permitían trasladar el libro a otras ubicaciones.
  2. Creada una nueva modalidad de conversión de libros. Ahora, no tendréis que descomprimir el libro que os bajéis antes de convertirlo. Si le decís al programa dónde está el zip, él lo descomprimirá al vuelo, y ordenará los ficheros en la carpeta que le digáis.

Podéis descargar el zip de aquí: http://www.kastwey.org/descargas/DaisyToMp3-1.1.zip.

Así mismo, para todo aquel que quiera colaborar con el proyecto, he puesto a disposición de todos el código fuente del programa, en un repositorio subversion. El repositorio lo podéis encontrar en: https://svn.kastwey.org/DaisyToMp3/. El certificado SSL es autofirmado, lo que significa que os saldrá una advertencia de que no ha sido emitido por una autoridad de confianza. Pasad del tema y seguid adelante.
El usuario y contraseña para acceder en modo solo lectura, es "colaborador" en ambos casos. Si alguien quiere colaborar con código, que me escriba a kastwey@gmail.com, para que le proporcione datos de acceso de escritura en el repositorio.

A continuación, pongo el fichero leeme.txt que incluí en el zip:

DaisyToMp3. Versión: 1.1. 12/07/2010.

Juan José Montiel Pérez (kastwey): kastwey@gmail.com

1. ¿Qué es DaisyToMp3?

DaisyToMp3 es un programa para convertir libros en formato daisy a mp3 ordenados, aptos para poder introducirlos en un reproductor de mp3.

2. Pre requisitos

Para ejecutar DaisyToMp3, es necesario tener instalado el microsoft framework 3.5. Si no sabéis si lo tenéis instalado, podéis intentar ejecutar el programa. Si no funciona, deberéis bajar el framework de:
http://www.microsoft.com/downloads/details.aspx?displaylang=es&FamilyID=333325fd-ae52-4e35-b531-508d977d32a6

3. Instalación:

El programa no necesita instalación. Tan sólo descomprimir el zip en una carpeta en nuestro disco duro, y ejecutar el fichero DaisyToMp3.exe.

4. Funcionamiento

El funcionamiento del programa es muy sencillo. Al arrancarlo, veremos dos botones: “Iniciar…” y “Salir”. Al pulsar el botón Iniciar, se nos despliega un submenú con dos opciones: Libro en formato Zip, y libro desde una carpeta.
Al elegir una opción, se nos abrirá un diálogo para elegir, o bien el fichero zip conteniendo el libro a descomprimir y transformar a mp3, o bien la carpeta daisy ya descomprimida, para convertir a mp3.
Una vez elegida la carpeta o el fichero zip, se nos abrirá otro diálogo para elegir la carpeta de destino, en la que se copiarán los mp3 ordenados, con un número correlativo que empezará en 1, seguido de un punto y del nombre del capítulo, si en el daisy se proporcionase . Al aceptar, comenzará la conversión. Mediante una barra de progreso y un cuadro de edición, se irá mostrando el progreso de la copia.
Una vez finalice, se nos preguntará si queremos crear una lista de reproducción m3u, y tras esto, se nos preguntará si queremos crear un fichero “info.txt” conteniendo información sobre el libro.

Y esto es todo.

Errores o sugerencias, podéis poneros en contacto conmigo en kastwey@gmail.com

¡A disfrutarlo!

Pues lo dicho, ¡ya diréis si os fue útil!

Publicado en Programas, utilidades | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

Disculpen. ¿Alguien está esperando el treinta y ocho?

Millones de personas cogemos cada día los transportes públicos para desplazarnos.
Los metros y cercanías, pueden ser más o menos difíciles de coger para una persona ciega, dependiendo de la ubicación de la parada, cómo encontrar el andén, o de si éste cambia o no a capricho de los prestadores del servicio. Pero qué me decís de nuestro amigo el autobús? Un coche grande, que pasa por una parada, a la hora que le sale de los neumáticos, que se retrasa o adelanta en función del tráfico, y que si estamos sentaditos, solos en una parada, pasa de largo, y tú, desde fuera, escuchas de repente un : zuuuum! y entonces te levantas, cual muñeco de resorte diciendo: ¡pare, pare, pare! Pero no, el señor autobús ya ha pasado de largo; y tú te quedas con cara de gilipollas mientras piensas: la madre que me parió, espero que ése no fuera el mío. Y entonces, decides quedarte de pie, a ver si para el próximo hay más suerte.
Cinco minutos después, se acerca otro señor autobús, y esta vez, ¡alabado sea dios! el autobús se para. Tú le dices a tu perro guía: ¡Busca puerta! Y cuando el animalito comienza a buscarla (de todos es sabido que nunca los autobuses paran con la puerta delantera frente a los asientos de la parada), el autobús, sin tan siquiera haberlas abierto, arranca con una sacudida, y por segunda vez en el día, escuchas otro: ¡zuuuuum! que te deja a orillita de la carretera, con cara de mosqueo, y con una mano alzada no se sabe muy bien si para ver si el conductor la ve y se para, o para taparte la cara y decir: A la mierda, y ya van dos. Y miras la hora, y piensas: 10 minutos tarde, y con el madrugón que me pegué para intentar llegar tempranito hoy a la oficina!

Pero no os preocupéis, amiguitos. En vista de éste problemilla, la ONCE de la comunidad de Madrid, no se en otras ciudades, ha puesto a disposición de sus afiliados un ingenioso artilugio de alta tecnología. Se trata de una libretita de espirales, que tiene, de izquierda a derecha, tres bloques de tarjetitas, cada bloque, con números del 1 al 0, y por detrás, un cartelón, del tamaño de la susodicha libretita en el que se lee: ¡TAXI! Así que ahora, en lugar de rezar para que el autobús te vea con intención de querer cogerlo y se pare, podemos pasar las tarjetitas de nuestra tecnolibreta, construir el número de nuestro autobús, y alzar la manita durante los 14 minutos que tarda el autobús desde que llegas hasta que se digna a pasar. Así que nada, allí estás tú, con tu perro guía a un lado, y con la mano derecha levantada (¡viva España!) y con una libretita apuntando hacia la carretera en la que se lee: treinta y ocho! Y yo no se vosotros, pero a mi, tirarme un rato con la mano levantada y una libretita, me hace pensar, no se porqué, en las personas que van pidiendo por la calle con el cartelito, y encima, si ya de por sí, con el perro no pasamos desapercibidos, y con el bastón tampoco, ahora amplía tu indumentaria con la libretita, y os aseguro que todo el que pase se fijará en vosotros. A algunos les dará igual, pero a mi, personalmente, no me gusta ser contemplado como un espécimen curioso por los transeúntes.

Y es que en éste país, por mucho que nos guste invertir en I+D, no entendemos que a veces, el sistema más sencillo de implementar es el más efectivo. ¿Qué tal un altavoz en el exterior de los autobuses que anuncie de qué autobús se trata cuando llegue a la parada?

Recuerdo hace años, cuando se empezó a implantar en Málaga el sistema de semáforos sonoros con un mando. Esto, para quienes no lo sepan, es un sistema muy interesante de sonorización de semáforos a petición. Es decir, no se trata del típico semáforo de pajaritos que suena todo el día, y que el vecino del bloque de enfrente denuncia para que lo quiten por que le desconcentra al niño que no puede estudiar (esto pasó en el semáforo de mi calle), sino que es un semáforo que nunca suena, excepto cuando llegas tú, sacas tu mandito, y pulsas un botón. Es entonces cuando te avisa de si está verde o en rojo, te avisa cuando cambia de estado, y una vez cumplida su función, se calla hasta que el próximo usuario haga la misma operación. Pues bien. Ese mandito tenía dos botones. Yo, curioso como siempre pregunté al señor que me lo vendió en la ONCE: Oye, y este otro botón para qué sirve? Y me dijo que en un futuro, se pensaba incluir en las paradas de autobús un sistema para que cuando tú le dieras al botón, te dijera el autobús que iba a llegar. Creo que en algunas ciudades españolas se ha estado probando el sistema, pero ni en Madrid ni en Málaga yo he visto algo parecido. Si alguno de vosotros tiene más información, agradeceré el comentario jeje. Pero aunque el sistema prometía, el otro día, le pregunté a mi TR (técnico de rehabilitación, personas que se encargan de ayudarnos a aprender nuevos caminos, enseñarnos rutas, pedir los semáforos sonoros y demás), me dijo que los semáforos con mando habían dejado de ponerse en Madrid, que ahora, volvían a ponerse los de pajaritos. Sí señor, avanzando para atrás, como los canrejos, así me gusta. Pero de las excelencias de tráfico y los semáforos, ya os hablaré en otro post, que me voy por las ramas.

En Madrid, con la instalación de una red de geolocalización de la flota de autobuses por GPS, pusieron un sistema para que las personas pudieran recibir el tiempo de espera de su autobús mediante el envío y posterior recepción de un SMS en su móvil, sms que conlleva que tú te gastes, cada vez que quieras mirar qué le falta a tu autobús para llegar, como mínimo, 15 céntimos. Creo que en Valencia había un sistema parecido, pero que se utilizaba con la tarjeta magnética del bonobús. He intentado buscar información, pero tampoco encontré nada al respecto.

Cuando empecé a vivir en el barrio en el que estoy ahora, también empecé a tener que coger el autobús para ir al trabajo. Entonces fue cuando busqué información, y vi que mandando un SMS, podría ver el tiempo que tardaría mi autobús en llegar. Así que nada, allí estoy yo contentísimo de la tecnología punta, de mi móvil y de mi lector de pantallas que me permite interactuar con él. Mando el mensajito, me llega el mensaje informativo de que mi mensaje ha sido entregado, y cuando ya me había montado en el autobús gracias a que el conductor paró y pude preguntarle: ¡¡¡¿qué autobús eees?!!!, me llega el mensajito al móvil: EMT informa. El próximo autobús se encuentra a 1450 metros. Tiempo estimado de llegada, 7 minutos. El próximo llegará en 8 minutos. ¿Ahora? ¿Para eso me he gastado yo 15 céntimos? (sonrisa). Así que el sistema en la teoría genial, aún pagando, pero en la práctica, el 60% de las veces, desde que mando la petición hasta que me contesta, suele tardar entre 3 y 7 minutos, por lo que entenderéis, que normalmente vale más bien de poco.
A continuación, decido entrar a la Web, me meto en la sección de tiempos de espera, y veo que también se puede mirar desde ahí. El problema, es que cuando quiero trasladar el descubrimiento al móvil, la Web no funciona desde mi nokia. Mi gozo en un pozo, como se suele decir.
Sin embargo, anteayer, me dio por entrar con el móvil, por aquello de volver a probar, y cual fue mi sorpresa cuando vi que funcionaba.

Hay que reconocer que por lo menos, dentro de los autobuses la cosa pinta mejor. Cada vez que nos acercamos a una parada, mediante una síntesis de voz (Jorge de Loquendo, para quienes conozcáis a éste personajillo), anuncia la siguiente parada.
También parece que han pensado un poco en nosotros con los nuevos postes que están colocando poquito a poco en las marquesinas para informar de los tiempos de espera. Se trata de un poste con una pantalla, en la que se indica el tiempo de espera de los autobuses que pasan por allí, y con un botoncito para que una persona ciega o con baja visión, pueda pulsarlo, y la misma voz de Jorge, en un altavoz situado en el poste, le va soltando la retahíla de información: “Autobús de la línea 38, dirección Manuel Becerra, 5 minutos. autobús de la línea 113, dirección Plaza de ciudad Lineal, 7 minutos…” Y así, hasta que acaba un ciclo de líneas. Muy efectivo, la verdad, si no fuera por dos cuestiones:

  1. El poste está a un par de metros de la parada, así que si no te conoces esa parada en cuestión, olvídate de encontrarlo. Y de conocértela, como es mi caso, tampoco lo encuentro, pues está en mitad de la calle, y si le digo al perro Busca poste, tampoco me hace caso. Ella dice que está para esquivarme los obstáculos, no para estamparme contra los postes.
  2. A los programadores del sistema, se les ha olvidado, o quizá lo han hecho para no agobiar al personal, de cuando un autobús está llegando, informar de qué línea de autobús se está acercando. Así que, o estás constantemente dándole al botoncito, de pie al lado del poste cual pasmarote, o calculas a ojo según lo que te haya dicho la primera vez. Porque claro, tampoco puedes darle al botón, esperar a que diga tu línea y darle otra vez para pararlo. ¡No! ¡No hagas eso, o el poste parlante dirá dos veces el ciclo de líneas, que suele durar unos 20 segundos cada uno! Y si lo haces, ya estás ahí agobiado, mirando hacia todos lados, imaginando como el vejete del asiento te mira con mala cara en plan: que pesado el niñito con el juguetito ese que no deja de hablar.

Así que después de este rollo que os he soltado, y en vista de que creo que la solución del móvil y las Webs es el menos malo de todos, voy a pasar a explicar, para los autobuses de Madrid y de Barcelona, cómo podemos ver desde la Web y desde el móvil el tiempo de espera de nuestro autobús, que nos servirá, al menos, para estar atentos y no dejarle pasar de largo cuando aparezca.
Esto es genérico para todos los móviles con navegación Web y con un lector de pantallas. Creo que para los orgullosos propietarios de un Iphone (la envidia es muy mala, señores), hay una aplicación que ya incluye esta funcionalidad, pero como yo tengo Symbian y el lector de pantallas TALKS, os voy a contar cómo lo hago para obtener tan preciada información.

Autobuses de Madrid

  1. Lo primero que debemos hacer, es entrar desde el móvil a la Web de transportes de la Comunidad de Madrid: http://www.emtmadrid.es.
  2. Aquí, buscamos un encabezado de nivel 3, que reza: Tiempo de espera. Con talks, podemos ir saltando entre encabezados con el número 4.
  3. Bajamos hasta un cuadro combinado con las líneas, lo activamos, y seleccionamos la línea que queramos consultar.
  4. Aceptamos la opción elegida, y bajamos hasta encontrar el botón de Aceptar.
  5. La página se recargará, y ahora ya podremos elegir la parada a consultar. Si en este momento guardamos la página en favoritos, podremos reabrirla desde allí, y nos podremos saltar el paso de elegir la línea.
  6. Aquí, volvemos a buscar un encabezado: “Tiempo que falta para que venga mi autobús”, y bajo él, veremos que tenemos las paradas de ambos sentidos. Elegimos el cuadro y la parada que nos interese (aparece el número de la parada y el lugar en el que se encuentra, y tras esto, pulsamos Aceptar.
  7. Cuando la página se recargue, volvemos a pulsar el atajo de teclado para llegar al primer encabezado (Tiempo que falta para que venga mi autobús), pulsamos el atajo de teclado para ir al botón de Aceptar (en talks es el número 5), y bajo el botón, nos aparecerá el tiempo de espera: “EMT Informa: Autobús en entorno de parada. El siguiente llegara en 10 minutos.”.
  8. Si queremos actualizar el asunto, subimos con las flechas hasta el botón de aceptar, y lo volvemos a pulsar (ya aparecen seleccionadas de antes la línea y la parada). Tras la recarga, volvemos a ir al encabezado y luego al botón, y volveremos a tener la información actualizada en pantalla.

Autobuses de Barcelona

En Barcelona, lo tenemos aún más sencillo.
Con sólo entrar a la Web:
http://www.tmb.cat/ibus.html, escribir el número de la línea y de la parada y pulsando en Aceptar, nos aparecerá una página con dicha información. Pero lo mejor, es que una vez estemos en esa página, además de tener un botoncito para actualizar la información, podemos guardar la página en favoritos, y abrirla directamente sin necesidad de estar consultando cuadros combinados de paradas ni nada parecido. Y para más comodidad, la página no tiene ninguna información superflua, sólo la línea seleccionada y la parada (incluso si queremos todas las paradas de una línea, podemos dejar el cuadro de parada en blanco), y los tiempos de espera para la selección. Ni imágenes, ni enlaces, ni nada de nada.

Si alguno de vosotros conoce otras webs accesibles desde móvil, poned el comentario y lo añado a este post.

Algún día, quizá me de por programar alguna aplicacioncita para el móvil, en la que puedas consultar el tiempo de espera en tiempo real, sin necesidad de ir actualizando manualmente las páginas, con avisadores para cuando llegue nuestro autobús y demás. Si alguien sabe de esto y quiere desarrollarla también vale eh? jeje.

¡Y si habéis llegado hasta el final de éste mamotreto, de verdad, tenéis una paciencia de santos!

Espero que os haya servido el post.

Y ahora, a cenar, que ya toca!

Actualización, 25/08/2010

Gracias a mi compañero Eugenio (@ugito) de la empresa en la que trabajo, me enteré el otro día de un par de cositas más que interesantes sobre aplicaciones de la EMT de Madrid.
Desde la siguiente dirección: http://www.emtmadrid.es/Home/Multimedia/El-autobus-en-tu-mano.aspx, se pueden descargar un par de aplicaciones para móviles que admitan java.

La primera, permite conocer los tiempos de espera de los autobuses, introduciendo el número de línea y la parada (opcional). El problema es que al menos con la versión 4 de talks y mi N85, el programilla no es muy accesible, pero se puede utilizar. El truco está en que, cuando nos presente la información, si Talks sólo lee la última línea, al pulsar tecla “Talks” + tecla de selección central con pulsación larga, el Talks nos mostrará todos los objetos existentes en pantalla. Moviéndonos con las flechas, podremos ver la información que a priori no se nos muestra. Es un tanto farragoso, pero al menos se puede leer.

La segunda, es más que curiosa. Mediante bluetoot, nos permite conectarnos con los postes que hay colocados en algunas marquesinas (de los que os hablaba más arriba que tienen un botón para pronunciar en voz alta los tiempos de llegada), y permite que lancemos desde el móvil la locución por el altavoz del poste, o que se nos presente directamente en la pantalla de nuestro dispositivo. A priori, esta aplicación me parece bastante útil, pues por un lado, no necesitamos gastar conexión de datos móvil para consultar a los servidores de la EMT, pues de eso ya se encarga el panel informativo al que nos conectamos, y por otro, si estamos cerca de la parada y no sabemos muy bien dónde está, siempre podemos buscar el panel con el bluetoot, hacer que diga los tiempos por el altavoz de dicho panel, y guiarnos por el sonido para encontrar la marquesina XDD.
Esta aplicación no he podido probarla, pero cuando lo haga publicaré aquí mis impresiones.

La aplicación que sí he podido probar, y que ya comentaba Enrique Varela en éste post, es la disponible para el IPhone (sí, ya tengo un Iphone 4!). A pesar de que dicha aplicación tiene algunos problemas de accesibilidad, la verdad es que es muy útil, pues además de decirte itinerarios de líneas y tiempos de espera, te geolocaliza y te indica qué paradas de autobuses tienes cerca. Tengo que hablar con la EMT y explicarles el tema de la accesibilidad de sus aplicaciones. Por lo que he tratado con ellos y por lo que me contaba Eugenio, tengo la sensación de que están bastante abiertos a sugerencias y críticas constructivas, así que ya os iré contando si obtengo respuesta.

Publicado en Reivindicaciones, utilidades, webs | Etiquetado , , , , , | 27 comentarios

Nuevo programa para convertir libros daisy a mp3

¡Hola!

Empiezo con mi segundo post de este bebé blog (sonrisa), para traeros un programa que he estado desarrollando en los últimos días.
Se trata del “DaisyToMp3”, que como su ingenioso y original nombre sugiere, convierte los libros daisy en formato mp3, a ficheros mp3 ordenados.
Sí, ya se que existe el Glhadiator, que anda que no me ha servido veces para convertir mis libros y pasármelos al mp3, (¡Gracias Arturo!), pero por alguna razón que no conseguí averiguar, cuando lo intenté utilizar el otro día, se me quejaba de no se qué DLL que faltaba, así que como tenía prisa por convertir un libro, me puse a investigar y me creé éste mini programita.

Su utilización es muy sencilla. Al abrirlo, os aparecerán dos botones: Iniciar (ni lo explico), y Salir (creo que tampoco necesita explicación jejejeje).
Al darle a “Iniciar”, se nos abrirá un diálogo para que busquemos la carpeta daisy. Luego, al aceptar en esa carpeta, se nos abrirá otro diálogo para que elijamos la carpeta de destino. Si no está creada, podéis hacer uso del botón Crear carpeta que os aparece en éste diálogo.
Una vez pulséis en Aceptar, empezará el proceso de conversión. Escucharéis un sonido muy cutre (lo he cogido del que se usa en la papelera de Windows), que os indicará que se están copiando los ficheros. También aparece una barra de progreso que os irá indicando el porcentaje de la conversión, así como un cuadro de edición en el que se os indicarán los ficheros copiados.
Cuando acabe, os preguntará si queréis crear un fichero m3u como lista de reproducción de todo el libro, y si queréis añadir a la carpeta destino un fichero “info.txt”, con información sobre el libro que acabamos de convertir.

Como veis, nada muy complicado, ni tampoco muy avanzado, pero creo que es útil. Los ficheros que introduce en la carpeta destino, van numerados, y junto a éstos números correlativos, aparece el título de cada capítulo.
Lo he probado con varios daisys, y no me ha dado problemas, lo cual significa más bien poco jeje. Si lo probáis y os da algún error, no dudéis en escribirme (kastwey@gmail.com), para contármelo, e intentaré corregirlo.

El programa se baja de aquí: http://www.kastwey.org/descargas/DaisyToMp3.zip. No necesita instalación, tan sólo que tengáis instalado el Framework 3.5. Si no sabéis si lo tenéis instalado, nada más efectivo como abrir el programa. Si falla, es que necesitáis el dichoso Framework, que podéis bajar de: http://www.microsoft.com/downloads/details.aspx?FamilyID=333325fd-ae52-4e35-b531-508d977d32a6&displayLang=es.

¡Espero que lo disfrutéis!

Y ahora, a seguir tomando el fresquito del aire acondicionado del salón. Espero que no vuelva a venir la vecina a decirnos que le cae agüilla en el tejadillo de chapa y no la deja dormir. Señora, lo juro, el casero vino y movió el tubito!

Publicado en Programas | Etiquetado , , , , , | 11 comentarios

Declaración de intenciones

Este post, además de para daros la bienvenida, si habéis tenido la osadía de atreveros a entrar a mi trasterillo particular, quiero que sirva también como declaración de intenciones sobre lo que espero que sea este blog, y para daros un poco de información sobre mí.

¿Porqué el desordenador?

Porque todo el que me conozca, sabe que, aunque pueda ser muy metódico y ordenado en mi trabajo y en el mundo virtual, los objetos inanimados que me rodean, tienen la desatinada tendencia de colocarse, ellos solitos y sin mi intervención, por supuesto, de un modo caótico y algo desordenado. Yo intento convencerles de lo contrario y a veces, en un arranque de culpabilidad estéticapragmática, me dedico a reordenar lo que tengo a mi alrededor… Pero poco a poco, todo vuelve a la normalidad, y me acabo encontrando rodeado de cacharros, que en su conjunto, forman mi cajón de desastres. Si no fuera ciego, posíblemente esto no sería más que una característica anecdótica, pero cuando aquello del vistazo general no sirve, y tienes que andar recordando dónde dejaste algo, o revolviendo por la habitación para encontrarlo, puede ser bastante exasperante. Y aún así, no aprendo XD.

Por esto, sabed desde ahora, que en éste blog no habrá posts de una sola temática, ni escritos con regularidad suiza. Posiblemente hablaré un poco de todo, cosas que me gustan o parezcan interesantes: programación, reflexiones, artículos, indignaciones, paranoias mentales, vivencias y anécdotas… eso sí, ordenadas por categorías, para que os sea sencillo entrar sólo a los temas que os interesen.

También iré poniendo por aquí los programillas que voy haciendo, para que este blog, sirva también como archivo de las utilidades que se me ocurren y desarrollo de vez en cuando, y que a día de hoy, tengo desperdigadas sin ton ni son por los rincones de mi cyberesfera.

¿Quien soy?

Me llamo Juanjo (Juan José, no, ¡Gracias), conocido en el mundo virtual como Kastwey. Soy de Málaga, aunque vivo en Madrid con mi novia (conocida virtualmente como namida o amaterasu… ¡a ver cuándo me dejas que ponga aquí el enlace de tu blog!), mi perra guía, Mery, la perra de mi novia (¡qué mal suena, ains!), y alguna que otra planta que, aunque no hable mucho, también comparte casa con nosotros.

Trabajo de informático, desarrollando aplicaciones en Technosite, una empresa de consultoría, especializada en accesibilidad y usabilidad web, así como en desarrollo accesible de webs y aplicaciones de escritorio. Me encanta programar, programar, programar… y todo lo relacionado con el mundillo de la música y el sonido. Toco el piano (antes más, la verdad), y me encanta componer y aprender cancioncitas interesantes que quienes me rodean tienen la desgracia de escuchar cuando estoy de ánimos para ello.

Y por ahora, no mucho más, que no os quiero aburrir. Espero ir poniendo cositas de vez en cuando que os resulten interesantes, o al menos divertidas o constructivas.
Eso sí, espero vuestros comentarios, críticas (constructivas, por favor, que las destructivas me deprimen XD), y cualquier cosita que queráis escribirme por aquí.

Y voy a seguir currando que me van a matar jejeje.

Actualización.

Categorizado, para que @amaterasu_n no se queje XDD.

Publicado en sobre mi | Etiquetado , | 8 comentarios